sábado, 15 de septiembre de 2012

The Deep Blue Sea (2011)

El humo de su boca 

En una escena de The Deep Blue Sea la cámara recorre el espacio que separa el rostro de perfil de Rachel Weisz del humo que exhala su boca. Esta película es la adaptación de la obra teatral de Terence Rattigan dirigida por el veterano cineasta inglés Terence Davies. The Deep Blue Sea presume de una luz siempre tenue y preciosa, especialmente en las escenas nocturnas, y sumida en una niebla que devora a los actores.
 
Rachel Weisz interpreta a Hester, una mujer que vive en el Londres de los años 50 que se debate entre el amor tierno y cariñoso de William (un juez ya entrado en años y de buena posición social) y el amor apasionado y erótico de Freddie (un joven aviador de la RAF). Un Two Lovers en sentido femenino y con un marcado acento british en el diseño de decorados y vestuarios. Tras los pasos de Hester sobrevuela el fantasma de la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra, un paralelismo que se hace evidente en una escena magnífica con Weisz al borde de un andén de tren transformado en abismo y máquina del tiempo que conduce al corazón del blitz
 
The Deep Blue Sea tiene una virtud que se convierte a su vez en defecto, algo que ya le ocurría por ejemplo a La cinta blanca (Haneke, 2009), se mimetiza tan bien con sus protagonistas, adoptando sus características, que sacrifica un disfrute mayor. La película de Davies es, del mismo modo que Hester, fría y reprimida. Dos cualidades que no ayudan a retratar la pasión de este tormentoso romance. Haciendo balance, estamos hablando de una película extraña, pobre de intensidad, iluminada con un gusto fabuloso y con una actriz que parece salida de otra época.
 
 

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Brave (2012)

Domable



En los últimos años Pixar nos ha acostumbrado a medir su éxito no por la redondez de sus obras sino por la altura de las cimas inesperadas e imprevisibles que contienen dentro. Y de acuerdo a esto, Brave es una película menor. El talento de Disney Pixar para la animación sigue intacto tras el trabajo de Brave pero en ella no hay lugar para la sorpresa. El genio de Pixar ha sido domado por la producción anual reciente de Disney. En esta ocasión, la versión española doblada nos trae el mejor aliciente de la película, escuchar la preciosa voz de Russian Red cantando (por fin) en español.