domingo, 16 de mayo de 2010

Fantastic Wes Anderson


Vale. Wes Anderson sí es el raro de la clase. Este señor se ha tenido que comer muchas collejas de pequeño. Ahora, es el colmo del gafapasta y ha acabado conociendo a Natalie Portman. No sé cuál es la moraleja que podemos sacar de esto.

Wes Anderson se ha quedado completamente fuera de la línea que separa y define a los directores de cine en grados de prescindibles a imprescindibles, -una línea, por cierto, que bien podrían liderar precisamente dos Anderson a cada extremo: Paul W. S. Anderson (Alien vs. Predator) y Paul Thomas Anderson (There will be blood)-. Wes es un outsider del cine, de los más raros y peculiares del panorama estadounidense, y por lo tanto, está ajeno al debate de lo prescindible de sus películas.

Un señor con la soberbia y las agallas de proponer sus propias reglas del juego.

2 comentarios:

aNA dijo...

El gafapasta que aparece y...desaparece.

Cherry dijo...

jejejejjeje