Blue Jasmine (2013)

Irritante y angustiosa



Blue Jasmine se puede despachar con la misma mirada abatida, cansada y llena de rabia que Cate Blanchett pasea a lo largo y ancho del último estreno en cartelera de Woody Allen. El neoyorkino está agotado de sí mismo, Blue Jasmine es plana y predecible. La sorpresa está en comprobar cómo Allen ha sido capaz de hacer una película tan irritante y angustiosa, en la que poco o nada parece auténtico.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Salí con la misma impresión, pensando que la película era una basura, excepto por algún diálogo y las dos actrices. Pero esa indiferencia de la protagonista, esa actitud frente a la vida (imposible de cambiar) duró toooda la película y quizás ese era el objetivo, y al fin y al cabo la peli no es tan mala...

En fin, de todos modos no pienso volver a verla, y esta crítica me parece muy acertada.

Entradas populares