viernes, 16 de diciembre de 2011

En movimiento

Un Método Peligroso


Toma final. Un movimiento ligero de cámara. Travelling de acercamiento hacia Fassbender sentado en un diván de su jardín. Mirada perdida en el horizonte. La música se va apagando y queda el rumor del agua. Corte a negro.

Michael Fassbender juega a ser Carl Jung. Y Cronenberg juega a insinuar que Jung soñó con una pesadilla premonitoria de la Primera Guerra Mundial. ¿Puede un simple movimiento de cámara sugerir el horror de un hombre desamparado ante la sola idea de haber predecido un acontecimiento de esa magnitud?

4 comentarios:

Trecce dijo...

Esos son momentos mágicos.

el caballero de la triste figura dijo...

No salí muy contento de esta película la verdad, disfruté mucho más con In Time.

Eso sí, he aprendido bastante con Un método Peligroso.

el caballero de la triste figura dijo...

Por cierto, ve a ver Un Dios Salvaje. Estupenda.

Víctor E. Blanco dijo...

Zamora, allá voy. Una semana, nada más.